16 abril 2008

¡muy buenas!





Qué cansada se levanta una de dormir mucho.
Pero me sienta bien.
Me gusta descansar,
me gusta invertir tiempo en descansar.
Lo justo.
Luego disfruto más del que utilizo para todo lo demás.
Me gusta el tiempo, pero no me gusta contemplarlo...

No he estado quieta.
He estado leyendo.
He estado sin leer.
He estado vagabundeando.

He caído en un blog.
Un blog bilingüe.
"Ateazabalik."
(la puerta abierta de par en par)
Este blog ha nacido con un diagnóstico.
Vive de una lucha.
En él, Jorge Cruceta (el autor y protagonista junto con la lucha),
solicita:

Solicitud de ayuda: Quisiera poder transmitir a mis hijos lo importante que considero el ser solidario. Vuelvo con insistencia sobre este tema porque se dan infinidad de situaciones en la vida cotidiana en las que las actitudes egoístas o exageradamente personalistas de ellos o de las personas de su entorno dan pie a abordar el tema, pero siempre es en clave de sermón paterno y con la puesta en escena que acompaña a los discursos serios. Estoy buscando un cuento con personajes que les resulten próximos y una historia que puedan recordar durante años, y que transmita con claridad las bondades del ayudar a los demás.
¿Conocéis algo que me pueda servir?

Amigos mios,
¿conocéis algún cuento que pueda ayudar a Jorge?

13 comentarios:

Hache XX dijo...

Buenos días, princesa, siete días durmiendo que han parecido una eternidad. No vuelvas a abandonarme tanto tiempo.
Besotes.

Hache dijo...

Me alegra tu vuelta, tienes mejor cara, sí, mucho mejor.

Y me gusta lo que "pides" .. intentaré pensar algo y si se me ocurre, aquí volveré.

Sine die.. dijo...

Veo que has estado aprovechando el tiempo de descanso intensamente...y qué, además, te ha sentado la mar de bien! :), me alegro...(aunque sí...se te echaba de menos guapetona...)

Interesante lo del cuento....buscaré..buscaré...buscaré...

Un besote con café!

Natacha dijo...

Bienvenida al torbellino de los blogs... no deja de ser así. Un torbellino de sensaciones, que a veces, te arrastra y te agota, por la empatía que pones, por que compartes tanto,... que tu corazón está en trocitos por el mundo... y hace falta recomponer de vez en cuando. Unas pequeñas vacaciones.
Espero que te sentaran bien.
Un beso, amiga.
Natacha.

jordicine dijo...

Pues de entrada, no. Pero pensaré en ello. Un beso y hasta pronto, Ika.

desierto dijo...

Un cuento que puedan recordar siempre....
¿que tal si pueden contar a sus hijos, como un cuento, las cosas que hicieron con un padre solidario?
¡Es tan importante la memoria!
La solidaridad a distancia esta muy bien...
pero hay tanta gente que nos necesita aquí al lado.

OJO NO ES UN CONSEJO, es lo que me gustaría con mis fierecillas

(he venido varias veces a verte dormir)

Marley dijo...

Disculpa si no me valgo de un canal más apropiado.
Pero, por si conoces a alguien que pueda interesarle
Este dato, aquí lo dejo.

Lencería hasta la talla 90.

www.marley-lingerie.com

GRACIAS POR RECOMENDARME

EVA dijo...

Anda, a mí me han vendido los mismos sujes. Menuda tourné está haciendo el muchacho.

Bueno, a lo que iba...

Me alegro de que hayas cargado pilas. Siempre va bien desconectar un poco para despertar renovado.
En cuanto al cuento a mí se me ocurre que busque en Jorge Bucay, tiene historias verdaderamente preciosas con una moraleja que no te deja indiferente.
Besos, guapa.

Nohema Rios dijo...

Hola Ika, genial que hayas descansado. Sobre cuentos solidarios se me ocurre "El Principito", pero a mi parecer, aunque lo cataloguen como cuento, puede ser un libro, una historia fácil de digerir, pero que a la vez es compleja. Considero que es de esos libros que pueden ser para niños siempre y cuando los padres estén a su lado.
Abrazos!

Juancho dijo...

Bienvenida! :)

Si es que no hay nada como una cura de sueño...

Y con respecto a los "cuentos". Siempre creo que lo mejor que puede hacer es recurrir a los Clásicos. Como bien dice Nohema, el Principito, es una buena opción.

Intentar buscar cuentos infantiles actuales... y que encima sean educativos...

Un abrazo y un beso muy fuertes. :)

MUY SEÑORES MIOS dijo...

AAAAAAAAAAAAAAAAAA.... No consigo dejar de bostezar; es contagioso.

ika dijo...

Gracias a todos por la bienvenida.
El descanso me ha sentado de maravilla.
XX, lo prometo (con la boca pequeña...)
Hache tu eres capaza de inventarte uno genial.
Desierto, gracias por vigilar mis sueños...
Sine, mmmm, rico café!
Tal "marley", "no" me importa que vendas lencéria en mi blog, pero por favor de todas las tallas o nada!
Jor gracias.
Natacha más gracias.
Juancho beso y abrazo.
Muy señor mio, pòn la mano para bostezar que te veo la campanilla!

Nohema lo de los padres a su lado lo entenderas unas lineas más abajo.


En cuanto a lo del cuento, os explico.
En realidad tendría que hacer un link (creo que se llama así) a ese blog, pero no lo se hacer. (que alguien me lo cuente por favor, veo que caso todos lo saveis hacer)Se trata de un chico que está diagnosticado de un linfoma, por lo que está aislado por los tratamientos (o por lo menos estuvo).
La solidaridad de la gente le ha ayudado en el sentido en el que a él le afecta.
Ha encontrado dos personal compatibles con su médula, en Estado Unidos, solo dos en el mundo y se ha dado cuenta de que gracias a ellos él tiene alguna posibilidad.
Tambien cuenta que hay gente que el conoce que se quiso hacer donante, pero como supieron que si lo hacían podia ser para cualquier otra persona y eso les comprometía, se rajaron.
El no puede compartir muchas experiencias con sus hijos, parece ser que tiene 3, pero quiere encontrar un cuento que les llegue, que les haga entender la importacia de la solidaridad.
Un poco el efecto mariposa de una acción (eso último lo digo yo)

Bueno, gracias a todos de antemano.

Eva estos días he estado en el Pais de los globos, sigo estando, se está agusto.

Vaya rollo de post, se ve que vengo recargada!

Adanero dijo...

Has estado quieta, has estado leyendo, has estado sin leer, has estado vagabundeando...
¡Y hasta has estado en Babia!

Los mejores cuentos que uno puede contar a los niños son los que se van inventando sobre la marcha. Les cuentas justo la historia que tu quieres y les transmites el valor que en ese momento te interesa enseñarles. Además al ser cuentos "abiertos" ellos participan y se sienten muy identificados con la historia. Lo suelo poner en práctica y funciona.

Un saludo desperezado.