20 junio 2008

Tiempo



Parece algo fácil de definir.
Puede ser la duración de algo.
Puede ser la manera de ordenar algo, en presente, pasado o futuro.
Puede ser la época en la que vive alguien.
Puede ser el momento de hacer algo, a su tiempo.
Puede ser el clima.
Puede ser miles de cosas en nuestro idioma.
Es lo más equitativo que hay en la tierra,
vale lo mismo,
y disponemos del mismo,
los ricos y los pobres,
de cualquier raza y religión.

Bueno, pues yo tengo la sensación
de que cuando estoy esperando a alguien no lo tengo,
parece que lo utiliza la otra persona.
Cuando me esperan, soy yo la que lo estoy robando.
Cuando tengo muchas cosas que hacer,
no sé donde está, ni quien se lo lleva.

No me he dado cuenta y ha pasado todo el mes de Junio.
Han ocurrido miles de cosas fuera de lo habitual.
Ha pasado el tiempo,
supongo que a la misma velocidad,
pero yo no he tenido tiempo de vivirlo,
mejor dicho,
no he utilizado mi tiempo para darme cuenta de que estaba viviendo.

Este mes,
la muerte nos ha demostrado
que está ahí,
que vendrá cuando ella quiera,
a mi casa, a mi vida.

Cuando ella quiera.

Siempre me ha gustado tener a la muerte por consejera,
me lo enseñó Carlos Castaneda.
Me ayuda a vivir el presente como tal,
siendo consciente de que
quizás,
el mañana,
no exista.

Vamos que a vivir la vida que son 4 días!
pero a vivirla viviéndola de verdad,
no solo para disfrutar de lo teóricamente bueno,
para valorar la fiesta,
la amistad,
el trabajo,
el despertador,
los kilos,
la paz,
el precio de una enemistad,
la comunicación,
el abrazo,
el roce,
el beso,
la sonrisa...

Todo.
Conscientemente.




PD: ¡qué pastosa estoy!

11 comentarios:

Amelie dijo...

En primer lugar decirte que lo siento mucho, siento muchísimo que la muerte os haya visitado este mes. Y espero estés bien.

A veces este tipo de cosas nos hacen darnos cuenta de otras. Por ejemplo todo lo que nos explicas en tu entrada. Y nos hacen sentirnos tan vulnerables...

Como bien dices, a vivir que son 4 días!

Un abrazo.

Behla dijo...

De pastosa, nada... Simple y llanamente consciente de lo único que tenemos: el ahora...

Un saludo :)

hawkeye dijo...

A veces, la vida nos ha de sorprender con un hecho doloroso, con un fuerte revés para darnos cuenta de eso que dices... para valorar el tiempo, ese tiempo que pasa, lento o rápido pero que sólo pasa una vez... y hemos de aprender a vivirlo, en su justa medida... Lo siento, un beso y un abrazo

Ika dijo...

Amelie, la muerte se ha asomado y me ha demostrado que cuando ella quiera vendrá.
Más que nada me ha demostrado que la vida son 4 días y que los disfrute.
un abrazo

Behla, gracias por no ver pastosidad...un saludo

Haw, no lo sientas, yo creo que es una suerte, que la muerte nos ayude a valorar la vida sin llevarse ninguna.
Me quedo con el beso y el abrazo, pero no lo sientas, valoralo.

* Sine die * dijo...

El tiempo no nos pertenece Ika...solo somos una porción (tan minúscula como inmensa) de sí mismo....

Siento mucho que la muerte te haya tocado de cerca, guapetona..espero que todo vaya recomponiéndose poco a poco....

Un beso con abrazo apretadito..

Amelie dijo...

Pues me alegro entonces, Ika, que os haya visitado pero al final pasase de largo, y que ese "susto" te haya servido para ver o valorar las cosas de otra manera, corazón.

Un abrazo.

Ika dijo...

Como dices Sine? Mi tiempo no es mio? ¿ni eso es mio?
me quedo con el abrazo que eso si es mio, me lo has dado!

Si Amelie, eso ha sido todo, un susto. Mucha lágrima pero con la guinda final de una sonrisa.
Gracias.

Sebas dijo...

que positiva! Hace muy poco un campañero un poco filosofico me dijo que el tiempo no existia, y si lo piensas tiene razón.
un beso

jordicine dijo...

No sé qué ha pasado, pero lo siento. Y sí, hay que vivir al día y disfrutando cada minuto como si fuera el último. Un beso muy fuerte, Ika.

Soboro dijo...

Buena reflexión sobre el tiempo.
Yo siempre tengo la sensación de que me roban el mío, por unas cosas u otras, y al final me quedo sin disfrutar la vida, siempre con la mirada puesta en el futuro.
Carpe diem!

Ika dijo...

Sebas, el tiempo no existe, pero está ahí...
Gracias por el beso Jordi, ha pasado que hemos tenido un susto saludable (de salud), pero solo ha sido un susto.

Soboro, yo tambien soy de las que mira para el futuro o sea que piensa en el futuro y no se da cuenta y se está perdiendo en presente.
Pero un día,
uno en concreto,
me di cuenta!
¡no estaba viviendo el presente!,
conscientemente,
viviendolo,
estaba pensando en el futuro,
ese día cambié.
en el sentido que me fijo mucho en mi presente.

Me gusta ese cambio.